domingo, 21 julio, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Nacionales

Importadores de vehículos usados piden Abinader los reciba y deje sin efecto decreto

Jaime Rincon

Advierten decreto y norma de DGII desaparecerá al sector y se perderán miles de empleos


Los importadores de vehículos usados Luis Manuel Peña y Aramis Mella, solicitaron al presidente Luis Abinader dejar sin efecto el Decreto 420-23, que prohíbe la importación de vehículos Rebuilt, japoneses y Sonata, así como eliminar la norma de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) 06-13, tras advertir que de mantenerse ambas disposiciones el sector desaparecerá y se perderán miles de empleos.

Al ser entrevistados por la periodista Rosa Alcántara, en el programa La Verdad Ante Todo, por Rumba, los empresarios pidieron al presidente Luis Abinader una reunión para edificarlo respecto a esas medidas y la situación de calamidad por la que atraviesan los importadores de vehículos usados del país.

Mella dijo que ese decreto, que entraría en vigencia en marzo próximo, terminaría de enterrar al sector con la prohibición de la importación de los vehículos a los que tienen acceso las familias de clases media baja y de bajos recursos económicos.

Para Mella, el presidente Abinader fue tomado de buena fe y no se ha percatado de lo nocivo y perjudicial que es para el sector el decreto. Por esa razón solicitó al mandatario que lo reciban para explicarle las consecuencias que tendrían esas disposiciones, para miles de familias que dependen de las empresas dedicadas a la importación de vehículos usados.

Tras advertir que pudieran haber manos oscuras que buscan afectar ese mercado, recordó lo dicho por el director general de Aduanas, Eduardo Sanz Lovatón, de que el sector automotriz ingresa al fisco 24 mil millones de pesos al año, representando el 14 % de los ingresos aduanales.

Por su lado, Guzmán dijo que el sector importador se encuentra huérfano, ya que quienes representan a las tres asociaciones de vehículos usados no han hecho eco contra el decreto que lacera el bienestar de sus miembros y de la población en sentido general.

“Estamos frente a unos dirigentes que se han hecho sordos, ciegos y mudos, no han presentado una posición de defensa de los dealers de vehículos usados, no han defendido los principios de nuestro fundador Felipe Espinal, quien creó ASOCIVU para defender los intereses de sus asociados”, manifestó.

Igualmente el expresidente de ASOCIVU solicitó al mandatario, abrir un espacio de diálogo para buscar soluciones conjuntas al problema que les afecta.

Dijo que el sector está totalmente deprimido, con ventas por debajo de un 30 % en las ventas.

Calificó como un castigo la norma 0613 impuesta por la DGII, ya que obliga a los importadores vender los vehículos en menos de un año, así como le colocan bastantes cargas impositivas.

“No tenemos quien nos defienda, en el pasado había una institución con representantes legítimos y genuinos que defendían a los importadores y al pueblo, pero los de ahora están ciegos y mudos”; aseguró.

Indicó que el presidente Abinader como un gobernante sensato, de buen sentimiento y empresario debe de saber que las medidas adoptadas no son las correctas.

Finalmente, Mella advirtió que el gobierno lo tendría de frente si pretenden hacer desaparecer al sector importador de vehículos usados.

Criticó que se quiera responsabilizar a su sector la no solución al sistema de transporte y tránsito del país.

Dijo que los gobiernos han fracasado en resolver ese problema y buscan cortar la soga por lo más débil, echándole la culpa a los importadores de vehículos usados del caos en el transporte

Dijo que tiene la idea de salvar a ese sector que está en un limbo y que no tiene doliente ni quien hable por ellos.

Recordó que en 2013 junto a Peña y otros miembros de ASOCIVU, provocaron que en 36 horas el entonces director de Aduanas derogara una medida para la aplicación del tratado de libre comercio.

“Voy a pelear por mi sector, siempre he sido un guerrero, amo y adoro a mi sector con la vida, todo el que quiera afectar a mi sector me tendrá de frente, no voy a doblegarme, no echaré hacia atrás”, advirtió Mella.

Expresó que los importadores de vehículos usados se sienten atados de manos y pies, y en incertidumbre. No obstante, dijo que en otras ocasiones han tenido adversidades de las que salen fortalecidos, porque cuentan con hombres buenos, serios y de trabajo.

“Nos negamos a perder el sustento de nuestras familias y nos negamos a que el sector desaparezca”, advirtió Mella, quien tiene con su dealer más de 20 años.

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción