domingo, 21 julio, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Nacionales

Miriam Germán y jueza aspirante al TC discrepan acerca de la viabilidad de las tres causales

Jaime Rincon

La procuradora y miembro del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), Miriam Germán Brito, sostuvo este lunes un intercambio de palabras con Cecilia Inmaculada Badía Rosario, por el tema de la despenalización de las tres causales.

La aspirante a jueza del Tribunal Constitucional (TC), Badía Rosario, defendió el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte, tal como lo establece la Constitución en el artículo 37. Esto ocurrió luego de la entrevista en la vista pública que realiza el CNM en el Palacio Nacional.

También, Inmaculada Badía, quien se ha desempeñado como jueza en diferentes tribunales, luego de su presentación en la entrevista fue cuestionada por el senador de la Fuerza del Pueblo, Bautista Rojas Gómez, sobre su posición con las tres causales. Y como se interpretaría la Constitución para este caso.

Ante su respuesta, la procuradora general de la República, Germán, se pronunció.

«Entonces de lo que usted ha expresado, me corrige si me equivoco, deduzco que usted justifica que un embarazo que signifique un peligro de muerte se continúe al término; y que el fruto de una violación, la víctima tenga que arrastrar con eso, ¿Usted considera eso adecuado?», expresó.

Continúa cuestionamiento por las tres causales

«Usted me habló de violación y yo le voy a responder con un ejemplo: Por ejemplo, en el tribunal donde yo trabajaba, en Santiago, perdí un asunto peor que eso de un incesto, ¿Qué pasó? El señor, que es el papá, él está preso, y ellos todos están felices con ese niño, el papá y el nieto, y la mamá es madre y es hermana», manifestó Badía.

En ese sentido, Germán Brito respondió con las siguientes palabras: «Entonces, ese niño va a tener que tratarse con un señor que es su papá y su abuelo, gracias».

«Ya el niño tiene 9 años y el papá 20 años de prisión», concluyó Inmaculada Badía.

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción