miércoles, 25 noviembre, 2020
info@jaimerincon.com
Nacionales

Abinader promete crear 416 empleos diarios en 4 años

El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader,  afirmó que el apoyo del gobierno a la industria y a los sectores productivos del país será un factor clave para alcanzar la meta de crear 600 mil empleos formales en los próximos cuatro años.

Tras resaltar que las exportaciones nacionales apenas representan un 6% del Producto Interno Bruto (PIB), el economista declaró que el futuro económico del país depende en gran medida de la capacidad de la industria local para colocar los productos dominicanos en los mercados internacionales.

Durante la presentación de su propuesta para relanzar la economía del país ante la matrícula de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) Abinader dijo que la meta de su administración es duplicar el ritmo de crecimiento de las exportaciones en comparación con los últimos ocho años, lo que permitirá crear por esa vía entre 400 mil y 500 mil empleos.

“Como nación necesitamos que todos los dominicanos trabajemos juntos para superar nuestras deficiencias institucionales, transformemos el modelo económico que excluye a la mayoría de los beneficios del crecimiento, acabemos con la impunidad y generemos mejores oportunidades para quienes han perdido la fe en el futuro de nuestra nación”, reflexionó Abinader.

Trato impositivo. Abinader dijo que para  para lograr que la industria nacional mejore sustancialmente su capacidad exportadora y su impacto en la generación de empleos  es necesario otorgarle un tratamiento impositivo a sus exportaciones similar al que recibe las zonas francas, tras de lo cual generó una entusiasta reacción entre los empresarios participantes en el encuentro.

“Nuestra administración se propone liberar del pago de impuesto sobre la renta a la proporción de la producción exportada, una gran aspiración del sector industrial dominicano y me parece que ha llegado el momento de implementarla, en coherencia con nuestra visión de que las exportaciones dominicanas no deben ser penalizadas a través de la carga impositiva”, declaró Abinader.

Y dijo que en ese mismo contexto, propondrá eliminar del cálculo del anticipo del impuesto sobre la renta la proporción de los ingresos del sector industrial dominicano que se origina en el valor exportado; también nos proponemos eliminar los impuestos a las maquinarias e insumos dedicados a la actividad exportadora en la proporción correspondiente; así como también, incluir dentro de las facilidades del artículo 50 de Proindustria las inversiones realizadas en investigación y desarrollo, y las destinadas a la economía circular.

El candidato presidencial que encabeza la mayoría de las encuestas para ganar las próximas elecciones convocó a los empresarios a realizar  un mejor esfuerzo para lograr explotar todo el potencial exportador con que cuenta el país.

Dijo que las exportaciones nacionales apenas representan un 6% del producto interno bruto (PIB), mientras que las importaciones nacionales son aproximadamente un 20% del PIB, situación que definió como  “un desbalance que como economía debemos superar, haciendo énfasis en las exportaciones”.

Expuso que la realidad económica del país ha cambiado tras los efectos del Covid-19 y sostuvo que para impulsar la recuperación económica y social será indispensable el apoyo gubernamental,  “pues una gran cantidad de dominicanos perdieron sus empleos, y muchas empresas que eran financieramente viables antes de la crisis, ya no lo son”.

“El gran reto es que la humanidad está viviendo en estos momentos la cuarta revolución industrial y tenemos que apresurar el paso para no quedar rezagados mientras se producen grandes avances en la industria global. Los desafíos son mayores si consideramos que la aparición de la pandemia del Covid-19 ha provocado una crisis sanitaria y, de paso, una crisis económica”, manifestó Abinader.

Apoyar la producción.El líder opositor describió una serie de medidas que aplicaría “el Gobierno del Cambio” para crear un ambiente altamente propicio para dinamizar la producción y estimular las exportaciones, entre las que destacó reducir  la burocracia de los procedimientos de exportación, con Cero Corrupción y Cero Contrabando, y revisar todas las normas de la DGII para eliminar aquellas que crean burocracia y no tienen alto impacto en la recaudación.

Otras medidas incluyen Capacitar el servicio exterior para promover las inversiones y productos dominicanos en el exterior, mejorar la eficiencia y coordinación de las inspecciones de productos de exportación de las diversas entidades públicas utilizando un sistema de perfil de riesgo, acelerar la implementación de la Ventanilla Única de Comercio Exterior, mejorar el entorno de negocios reduciendo la complejidad y costos de las transacciones de las empresas y priorizar los encadenamientos productivos con énfasis en aquellos de mayor impacto.

Igualmente propone promover la agilización de los fallos a Recursos de Reconsideración para que no tarden más de 3 meses en ser fallados y eliminar el cobro de intereses sobre el tiempo superior a estos 3 meses sin haberse fallado el recurso, propiciar la competencia en el sector transporte de forma tal que las tarifas se fijen en función de los precios de mercado y someter un Proyecto de ley de silencio administrativo para reducir el tiempo de espera para obtener los permisos y licencias que debe otorgar la burocracia estatal.

Abinader también hizo énfasis en la seguridad jurídica como base para la construcción de una sociedad desarrollada y se comprometió a impulsar un Proyecto de ley que proteja los derechos adquiridos de las empresas frente al Estado.

Capital humano. De acuerdo al licenciado Abinader, uno de los grandes retos para el Desarrollo del país es como elevar la calidad y habilidades de nuestro capital humano, ya que a su juicio no es posible competir en un mundo globalizado si nuestra fuerza de trabajo no tiene la preparación y habilidades necesarias.

En ese sentido planteó varias iniciativas que propondría su gobierno para fortalecer la formación técnica y laboral necesaria para responder a las necesidades del desarrollo, entre ellas establecer el inglés como segunda lengua;  alianza con las cámaras de comercio y red dominicana de microfinanzas para realizar no menos de 1,500 talleres de capacitación en temas gerenciales; establecer un programa continuo de capacitación en los temas relacionados con las mejores prácticas en los negocios.

Igualmente impartir cursos y acreditaciones enfocados en las profesiones técnicas; así como otros conocimientos y destrezas de mayor demanda, como mecánica industrial, mecánica automotriz, diseño gráfico, diseño de software, mantenimiento de equipos pesados, electricidad, técnica en refrigeración, desarrollo de medios digitales, y control de calidad en industrias alimentarias, entre otros.

Capital semilla y apoyo a los jóvenes. En otro componente de su sus propuestas, Abinader favoreció crear una alianza entre el sector público y el privado    para apoyar con capital semilla los proyectos evaluados con factibilidad de éxito.

Dijo que jóvenes dominicanos tienen el talento necesario para el desarrollo de proyectos innovadores en diversos sectores de la economía, especialmente los relacionados con tecnología.

Y agregó que el acceso a las fuentes de capital ha sido una barrera para el desarrollo de nuevos proyectos, mientras que la experiencia internacional muestra que los gobiernos aliados con el sector privado pueden jugar un papel importante en generar un entorno propicio al emprendimiento innovador.

Abinader se comprometió a crear las condiciones para que el sector privado, mediante un sistema colegiado, elija los proyectos que tengan los méritos suficientes y establecer un programa de paridad en según el cual por cada peso que el sector privado invierta en el capital de estos proyectos de emprendimiento, el sector público aporte la misma cantidad.

Igualmente fomentaría una tutela de dominicanos radicados en Silicon Valley con la idea es que estos emprendedores creen sus empresas en el país, generen empleos, y que cuenten con un mecanismo de monetizar su inversión a través del mercado de valores.

Economía circular. En un capítulo de su presentación Abinader se refirió a la denominada economía circular como un tema que merece una particular atención de la sociedad dominicana.

Tras señalar como país hemos avanzado muy poco en el tratamiento de los desechos sólidos, porque no tenemos una cultura del reciclaje, mientras el daño ambiental ha sido enorme, Abinader valoró positivamente el convenio suscrito entre la AIRD y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)-

Dijo que ese proyecto plantea  “un modelo de intervención que contribuye a generar un cambio de conducta en un grupo de empresas en torno a la reducción y aprovechamiento de los residuos generados en los procesos de transformación y post-consumo”.

Indicó que desde el gobierno se le dará el apoyo más entusiasta al proyecto de economía circular, particularmente en cuanto a sus objetivos de crear sinergias con el gobierno y los municipios para buscar soluciones integrales al manejo de los residuos sólidos y de impulsar las leyes y regulaciones necesarias para promover una industria recicladora.

“El apoyo que hemos expresado a la industria nacional es el resultado de nuestro convencimiento de que en el tránsito hacia una economía desarrollada es crucial contar con una industria nacional competitiva, por lo que se necesita ir creando la cultura de consumir lo nuestro”, expresó el candidato presidencial del PRM.

Y apuntó que por tales razones, en su plan de gobierno se ha incluido un amplio Plan Nacional de Emergencia para la Competitividad (PNEC), para implementar estrategias y políticas gubernamentales en auxilio a todas las empresas de productos y servicios de consumo local y para exportación.

Explicó que ese plan contempla aspectos generales aplicados a todas las empresas; además de consultar con los diversos gremios empresariales para diseñar las estrategias específicas conforme a las necesidades puntuales de sector.

Reestructuración del sector eléctrico estatal. El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno y aliados se comprometió a impulsar una profunda reestructuración del sector eléctrico estatal, que definió como una pesada carga para los sectores productivos del país.

Declaró la voluntad de desarrollar y fortalecer la institucionalidad en el funcionamiento práctico del mercado eléctrico dominicano para eliminar la extrema politización que ha caracterizado las actuaciones de las instituciones y empresas públicas en el sector eléctrico.

Al sostener que el primer foco de politización, despilfarro y sobrecostos en el sector son las tres empresas distribuidoras de electricidad, dijo que dentro de las primeras medidas de su gobierno se incluirá la fusión de sus tres consejos de administración en un solo órgano, integrado por profesionales de gran solvencia ética y profesional.

“El mandato inmediato de ese nuevo y único consejo será la eliminación del dispendio, la mejora gerencial, la introducción de nuevas tecnologías y, eventualmente, el traspaso de la gestión administrativa de las distribuidoras a una firma privada especializada en gestión de servicios públicos que se contratará mediante licitación pública internacional”, precisó Abinader.

Abinader dijo que promoverá con énfasis la instalación de nuevas unidades generadoras de electricidad en la región norte del país.

Igualmente promoverá inversiones para fortalecer el sistema de transmisión o transporte de electricidad, pues sin una adecuada capacidad de transmisión no podremos superar la extrema fragilidad e inseguridad en el servicio, así como tampoco las limitaciones para expandir las instalaciones de generadores basados en fuentes renovables, que será igualmente una de mis prioridades.

Facebook Comentarios
Administrador