sábado, 22 junio, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Deporte

Concluye Serie de MLB en RD; Boston gana los dos juegos a Tampa

Jaime Rincon

Santo Domingo,.- El sueño de todo pelotero dominicano es jugar en las Grandes Ligas, pero ese sueño es aún mayor cuando pueden vestir el uniforme de sus equipos de MLB, mientras juegan ante su público en la República Dominicana, como pudieron hacerlo este fin de semana los jugadores ‘quisqueyanos’ de los Rays de Tampa Bay y los Medias Rojas de Boston.

«Cuando uno comienza a jugar béisbol, lo que más uno quiere es jugar en las Grandes Ligas, por lo que es un sueño hecho realidad jugar aquí ante la fanaticada, de verdad me siento muy agradecido de que me dieron la oportunidad en Tampa de estar aquí y que mi familia me pueda ver con un equipo de Grandes Ligas», expuso Ronny Simon, al hablar con la prensa en el estadio Quisqueya Juan Marichal.

Al igual que Simon, quien viene de ganar el premio al Jugador Más Valioso en la pasada temporada de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana, sus compatriotas saben y conocen las diferencias de lo que significa utilizar el uniforme de uno de los equipos del béisbol de invierno y el de los de la MLB.

«Estoy feliz, esto no se ve todos los días. Hay muchos familiares que nunca me han visto jugar. Es algo muy lindo venir a jugar al estadio Quisqueya», explicó el antesalista de los Medias Rojas Rafael Devers, quien jugó por última vez en suelo dominicano en 2016 con los Leones del Escogido.

La calidad de los beisbolistas dominicanos ha convertido al país caribeño en el que más peloteros produce fuera de los Estados Unidos y muchos de ellos, por la responsabilidad que asumen con sus organizaciones en MLB, se ven impedidos de jugar en el campeonato de su país, como es el caso de Amed Rosario quien, por primera vez en su carrera profesional, pudo hacerlo ante sus compatriotas.

«Siempre he tenido deseos de jugar aquí, pero las situaciones no me lo han permitido», dijo Rosario, quien defendió la segunda almohadilla por los Rays en el choque del sábado.

Un aspecto del cual Rosario es consciente es que más allá de poder jugar ante su familia, pudo hacerlo frente al público dominicano.

«Contento de que la fanaticada me pueda ver jugando aquí. Como todo dominicano yo sé que hay muchas personas que no tienen la oportunidad de poder ir a los Estados Unidos, por lo que creo que es muy bonito», señala Rosario.

Un elemento relevante y fundamental de esta serie, es que la misma pertenece a la «MLB World Tour», que busca acercar a los jugadores a sus fanáticos a nivel mundial y promover el desarrollo del béisbol, por lo cual el jardinero de los Rays José Siri resalta la relevancia de poder compartir con los niños en la República Dominicana.

«Este es un evento en el que los niños no solo me van a ver a mí, van a ver a Randy Arozarena, e Isaac Paredes, mis compañeros, a Rafael Devers, entonces eso los ayuda mucho a ellos ver ese tipo de gente», explicó Siri, quien junto a otros peloteros como el cubano Arozarena o el lanzador dominicano Brayan Bello, compartieron con niños de diversas ligas, llegando a jugar con ellos el popular pasatiempo de la ‘vitilla’, un juego de béisbol callejero.

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción