domingo, 16 junio, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Internacionales

La princesa Catalina confiesa que fue ella quien manipuló la foto familiar y pide disculpas

Jaime Rincon
La imagen de la princesa de Gales, Catalina, sentada junto a sus tres hijos y difundida por el Palacio de Kensington con motivo del Día de la Madre en Reino Unido, ha sido manipulada digitalmente, tal y como ha confirmado ella misma y constata un análisis de la fotografía.

Este domingo el Palacio de Kensington, residencia de los príncipes de Gales, compartió la primera imagen oficial de Catalina desde que el pasado enero fuese sometida a una operación, por razones que no se han especificado, y que la ha mantenido alejada de la vida pública.

La instantánea, en la que la princesa aparece junto a sus tres hijos, fue difundida por los perfiles oficiales en redes sociales de los príncipes de Gales junto al siguiente mensaje: “Gracias por sus amables deseos y apoyo continuo durante los últimos dos meses. Deseando a todos un feliz Día de la Madre. C”.

La falta de información y explicaciones del estado de la princesa Catalina tras su intervención quirúrgica, y su ausencia pública estos dos meses, ha sido motivo de numerosas conjeturas y especulaciones en redes sociales sobre su estado de salud.

HECHOS: La imagen de Catalina junto a sus tres hijos ha sido manipulada digitalmente, como ha reconocido este lunes la princesa de Gales en un comunicado y demuestran sendos análisis de la citada fotografía realizados por EFE Verifica y el equipo de Gráfica de la Agencia EFE.

La princesa de Gales pidió este lunes “disculpas” por la “confusión” generada después de que, según dijo, ella misma retocase una foto familiar tomada por su marido, Guillermo, que es la primera difundida por el Palacio de Kensington desde su operación abdominal hace casi dos meses.

“Como muchos fotógrafos aficionados, experimento ocasionalmente con la edición (de fotos)”, dijo a través de la cuenta de los príncipes de Gales en la red social X.

Según fuentes de la Casa Real, Catalina hizo “pequeños retoques” sobre la foto tomada originalmente por Guillermo a principios de la semana pasada en su residencia en Windsor (a unos 40 kilómetros de Londres), en la que aparece la princesa de Gales sentada al aire libre rodeada de sus tres hijos, que están de pie a los costados.

Indicios de la manipulación

Según explica el equipo de Gráfica de la Agencia EFE, la imagen presenta varios signos de haber sido alterada digitalmente. Así, se puede comprobar que la manga izquierda del jersey de la princesa Carlota aparece difuminada y de manera poco natural con respecto a su mano, que está levemente desplazada con relación a la manga. Tampoco concuerda el corte de su falda con la terminación del jersey.

Asimismo, la mano derecha de Catalina aparece desenfocada. Esto podría explicarse por un movimiento involuntario, pero dadas las condiciones de iluminación en ese espacio exterior parece que alejan esta posibilidad, teniendo en cuenta además que el resto de elementos están enfocados.

Otro detalle que demuestra la manipulación de la fotografía es el hecho de que la parte izquierda del cabello de la princesa de Gales aparece desenfocada, mientras que el resto de su cabello sí aparece nítido, tal y como se puede comprobar aumentando el brillo de la imagen.

Con esta técnica se constata, además, que a la altura del pecho hay una línea de recorte y que a la cremallera de su chaqueta le falta continuidad, añaden los expertos de la agencia.

Además, según un análisis realizado con la herramienta de análisis del grupo de investigación griego MeVer (Media Verification), hay un 78% de probabilidad de que la imagen esté manipulada.

Esta aplicación detecta los rastros que dejan en una imagen las compresiones JPEG (el estándar más utilizado en fotografías digitales).

Su algoritmo identifica la inserción de una imagen sobre otra a partir de la discrepancia entre los historiales de compresión de las dos imágenes, según explica MeVer para facilitar la interpretación de sus resultados.

Por otro lado, un examen realizado con la aplicación de inteligencia artificial IVERES -un proyecto codirigido por RTVE y la Universidad Autónoma de Barcelona para detectar desinformación e imágenes manipuladas― apunta a que hay más de un 70 % de probabilidad de que la imagen haya sido alterada digitalmente.

Agencias de noticias retiran la fotografía

La Agencia EFE, que difundió la imagen este domingo, y tras comprobar que la foto presenta indicios de haber sido manipulada, decidió avisar a sus clientes de esta circunstancia, mientras que varias agencias gráficas internacionales la retiraron de sus servicios.

Por tanto, la fotografía difundida oficialmente por el Palacio de Kensington está manipulada digitalmente, tal y como prueba un detenido análisis de la imagen y ha reconocido la princesa Catalina, quien ha asegurado que fue ella misma quien editó la imagen.

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción