miércoles, 29 mayo, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Nacionales

Canciller Roberto Álvarez dice que situación de Haití es responsabilidad de los haitianos

Jaime Rincon

El ministro de Relaciones Exteriores Roberto Álvarez Gil, afirmó ayer que la situación por la que atraviesa el país de Haití es responsabilidad de los haitianos y de sus extractos sociales, sin embargo sectores importantes de esa sociedad se oponen a que la policía sea asistida.

El canciller reveló que ha sentido cierta presunción internacional de que el país dominicano podría ayudar con las consecuencias de la crisis en Haití.

“Y seamos claros y esto es importante que lo digamos y lo repitamos: La situación de Haití es responsabilidad de los haitianos”, indicó el canciller dominicano en una entrevista en El Nuevo Diario Podcast, encabezada por el director del medio, Persio Maldonado junto a Jaime Rincón, Abigail Díaz y Julia Muñíz Suberví.

Especificó que la responsabilidad recae sobre las élites políticas, económicas, empresariales, religiosas y académicas, enfatizando que “hoy en día hay sectores importantes en la sociedad haitiana que se oponen a esa asistencia a la policía”.

Del mismo modo, Álvarez advirtió que si el intento de ayudar a Haití de salir del “hoyo en que se encuentran” no funciona, esas élites van a tener que pagar un precio muy grande al igual que el país dominicano.

El funcionario externó que por eso tienen que apostar a que la ayuda hacia el país haitiano funcione, para que la carga que afecta a los hospitales, al presupuesto de salud y a las escuelas dominicanas no continúe.

Asimismo, testificó que el papel de la República Dominicana no es establecer un Gobierno en Haití, más bien es de colaborar con las autoridades haitianas, quienes han pedido a la comunidad internacional asistencia para la policía haitiana para enfrentar a las pandillas, establecer el orden y pacificar al país.

“De forma tal que pueda entonces llevarse a cabo el proceso de reforma constitucional que ellos mismos desean y eventualmente las elecciones necesarias para que tengan unas autoridades legítimas”, argumentó Roberto.

El funcionario replicó que ahora mismo lo que se necesita es una fuerza multinacional, para ayudar a eliminar las pandillas que controlan el 65 por ciento del territorio de Puerto Príncipe.

Gobierno no tiene temor por las pandillas haitianas

De la misma manera, sostuvo que no tienen temor de que las pandillas haitianas pasen la frontera y comentan delitos de este lado de la isla, ya que los servicios de inteligencia del Gobierno dominicano tienen muy buena información sobre dónde están ubicadas las pandillas haitianas y sus líderes.

Narró que tienen aproximadamente 11 mil efectivos militares que controlan totalmente la frontera, pero a un gran costo, no obstante insistió en que ese gran costo no puede continuar.

Migración y parturientas haitianas hacia RD, temas de preocupación 

En cuanto a la migración masiva de haitianos hacia el territorio dominicano, expuso que se tiene años hablando del tema pero esta no se ha dado, reafirmando que las Fuerzas Armadas cuentan con planes de prevención.

Respecto, a la gran cantidad de parturientas haitianas en el país, Álvarez Gil exteriorizó que es un tema de preocupación para el Gobierno, dando a conocer que ese ingreso ha ocurrido a través del tiempo, y que por lo mismo han realizado un activismo a nivel internacional para que se revierta la situación en Haití, de la cual el Gobierno dominicano no es el causante “nosotros estamos sufriendo las consecuencias de ellos”, dijo.

Por otra parte, declaró que el Estado dominicano debe ponerse serio en cuanto al tema del tráfico de migrantes, ya que no se penaliza al traficante de extranjeros como se debería estar haciendo.

“Ahora, nosotros tenemos que ponernos serios, pero serios de verdad ¿En qué? en el tráfico de migrantes, aquí no se penaliza al traficante de migrantes de la manera ejemplar, que se debería estar haciendo”, señaló Álvarez Gil.

De la misma forma, aseveró que en dichas mafias de tráfico se encuentran dominicanos, y que se debe estigmatizar a esas personas y a ese crimen como una cosa execrable, detestable, despreciable, y abominable.

“Desde el Gobierno y fuera del Gobierno tenemos que pedir que esa gente sea castigada de una manera ejemplar. Incluso, para mí ese crimen es equiparable a un crimen de lesa humanidad, eso lo tenemos que parar”, indicó.

También, expuso que para detener el problema se tiene que crear un programa de regularización de migrantes, eventualmente, ya que el otro que se realizó y no funcionó.

“Si no creamos un plan vamos a seguir en esta situación actual”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores.

Dice se tiene que crear otro plan de regularización haitianos

Al ser cuestionado sobre cuáles son las cosas que no se está haciendo como Estado frente a la crisis haitiana, dijo que la primera es tener un plan de regularización real; la segunda es cerrar la puerta completamente que divide al país “esa la puerta rotatoria, giratoria”; y la tercera penalizar a todo el empleador, refiriéndose al patrono, que tenga una mano de obra irregular en el país.

Argumentó que esos son unos de los aspectos que todavía falta para transformar la imagen dominicana.

Finalizó, diciendo que el territorio dominicano no viola los derechos humanos como una política nacional, declaró que habrá casos aislados como el caso del niño haitiano que era sostenido por un agente de migración mientras la madre lo agarraba desde las rejas dentro de un camión, aseverando que casos como esos deben ser perseguir de una manera más activa.

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción