miércoles, 29 mayo, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Actualidad

¿Por qué cuesta trabajo lubricar durante el sexo?

Jaime Rincon

Muchas personas pensarían que la lubricación es algo natural, sin embargo, un bueno número de mujeres podrían tener problemas con la resequedad vaginal y ni siquiera lo saben. Es por eso que te contamos por qué en algunos casos cuesta trabajo lubricar.

Durante las relaciones sexuales, muchas mujeres pueden tener problemas con la lubricación y no conocen el motivo. Aunque sorprenda, es una situación normal que a muchas les suele pasar.

Es importante acudir con un ginecólogo con regularidad y presentarle las dudas, esto ayudará a evitar las incomodidades y también funcionará para sentirse más seguras al momento de tener intimidad con la pareja.

¿Por qué me cuesta lubricar?

Una de las principales razones por las que cuesta trabajo lubricar suele ser la falta de excitación o deseo sexual que se puede presentar en una determinada situación.

Por otro lado, también los problemas de sequedad vaginal que pueden ser provocados por causas físicas o psicológicas.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, la resequedad vaginal ocurre cuando los tejidos de la vagina no se encuentran lubricados y sanos.

La vaginitis atrófica es provocada por la falta de estrógenos, que son los encargados de mantener los tejidos de la vagina lubricados y saludables.

Si los niveles de estrógeno bajan, es posible que el tejido de la vagina se encoja y sea más delgado, provocando resequedad e inflamación. Es normal que disminuya tras la menopausia.

¿Qué hacer para poder lubricar más?

Si lo que buscas es una manera natural de lubricar más, te recomendamos seguir los siguientes consejos:

Tomar 2 litros de agua al día.

Usar vitamina E.

Prestar atención a los productos de higiene íntima.

Prestar atención a los preservativos que usamos, ya que podrían causar alergias.

Hacer ejercicio para evitar el estrés.

Mantener una dieta saludable.

¿Qué hacer cuando no lubricas la zona íntima?

Es importante mantener una dieta balanceada, acudir al médico para que pueda ayudarnos con los síntomas y evitar estar estresadas cuando queremos mantener relaciones sexuales.

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción