miércoles, 12 junio, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Internacionales

China se queja ante Estados Unidos por su última venta de armas a Taiwán

Jaime Rincon

China presentó hoy una queja formal a Estados Unidos por su última venta de armamento a Taiwán, y aseguró que las acciones de Washington «solo hacen aumentar las tensiones» en el Estrecho de Formosa.

«China se opone completamente a que Estados Unidos venda armas a Taiwán y ha presentado una queja formal a Washington por ello. Estados Unidos ignora las preocupaciones de China, viola e interfiere en sus asuntos internos y hace aumentar las tensiones en el Estrecho de forma deliberada», señaló el portavoz del Ministerio de Defensa chino, Tan Kefei, en un comunicado.

El portavoz agregó que Estados Unidos está «empujando a la gente de Taiwán hacia el abismo», y pidió a Washington que deje de vender armas a Taiwán «de forma inmediata».

«Estados Unidos debe dejar de seguir el peligroso camino que ha tomado. Ya sea Estados Unidos ‘usando Taiwán para controlar a China’ o las autoridades de la isla ‘usando la fuerza para buscar la independencia’, ambos están abocados al fracaso», aseveró.

«El Ejército chino se mantiene en alto nivel de alerta y tiene la determinación de defender su soberanía nacional e integridad territorial, así como de mantener la estabilidad y la paz en el Estrecho de Taiwán», agregó.

El pasado viernes, el Ministerio de Defensa taiwanés denunció que once aviones del Ejército chino cruzaron la mediana del Estrecho de Formosa después de que EE. UU. anunciara la venta de municiones y repuestos militares a Taiwán por valor de 440 millones de dólares.

La cartera castrense taiwanesa informó que en las últimas horas detectó 24 aeronaves chinas, entre ellas J-11, J-10 y J-16, de las que once cruzaron la línea media y se acercaron a la denominada «zona contigua» de Taiwán, ubicada a 24 millas náuticas de sus costas.

La mediana del Estrecho de Taiwán ha sido durante años una frontera no oficial pero respetada tácitamente por Taipéi y Pekín.

Sin embargo, los aviones del Ejército chino la traspasan constantemente desde agosto del año pasado, cuando la entonces presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, visitó Taiwán, un viaje que enfureció a Pekín.

China reclama la soberanía de Taiwán, un territorio que considera una «provincia rebelde» desde que en 1949 los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí tras perder la guerra contra el ejército comunista.

La isla autogobernada es uno de los principales motivos de fricción entre China y EE. UU., ya que el país norteamericano es el principal proveedor de armas de Taiwán y lo defendería en caso de conflicto.

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción