Please assign a menu to the primary menu location under menu

viernes, 9 diciembre, 2022
jaimerinconrd@gmail.com
Nacionales

David construyó una casa para él y su madre que no le dio tiempo a disfrutar

Jaime Rincon

En una casita pintada de blanco con ventanas de cristal guardadas por unas barras metálicas y un zinc que las recubre, llora su gente la partida de David de los Santos Correa.

“Davicito”, como era llamado por sus seres queridos, nació en el seno de una familia creyente en Dios, siempre tuvo como meta salir hacia adelante, lo cual hace poco logró haciéndose profesional en Educación mención Física en la Universidad Nacional Evangélica (UNEV), tras largo tiempo trabajando en un call center y ahorrando hace justo dos meses le terminó la casa de sus sueños a su madre Rosa Correa.

Rosa Correa y Juan de los Santos son padres embargados por la pena, tan estridente es su llanto que Rosa, dentro de las pocas palabras que salen de su boca, la frase que activó los sentimientos de todos fue “construyó una casa que no le dio tiempo a disfrutar”.

“Él siempre decía que su sueño era hacerle una casa a su mamá y ponerla bien, incluso hace como dos días le hizo una compra y le llenó la nevera, quería progresar para salir del barrio y no le dieron tiempo a eso, no lo dejaron salir”, expresó Lerian Contreras, el mejor amigo de David.

Las hermanas del hoy fenecido, Suheidys y Rosalis Correa, en medio del dolor han salido a defender y luchar por la memoria de su hermano menor.

“Mi hermano salió de aquí muy bien el miércoles y luego me lo entregaron en esa condición, la muerte de mi hermano no se puede quedar impune como se quedan muchas, nunca había presentado nada con la justicia, estamos destrozados totalmente, ¡mi hermanito, ya no podemos con este dolor! David era un muchacho sano aquí todo el mundo lo puede decir, cumplió su propósito de hacerle la casa a mami y mira cómo me lo mataron a golpes, murió deshidratado, lo torturaron, no le funcionaron ni los riñones, ni lo pulmones y ellos lo detuvieron bien”, entre lágrimas de desolación narró Suheidys.

Facebook Comentarios
Administrador