lunes, 4 marzo, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Nacionales

El Cristo Park, un entorno ecológico referente de transformación urbana

Jaime Rincon

Desde los “monolitos” o bloques de artes que identifican las amenidades del Cristo Park hasta las señaletas que guían al visitante por cada espacio del área de recreación, ubicada entre las avenidas Tiradentes y Padre Ignacio Ozmee que da al Zoológico Nacional, diferencian esta infraestructura de otras en su género.

El proyectos de rescate ambiental, a cargo de la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Santo Domingo (CAASD), que será inaugurado este miércoles 8, cuenta con facilidades que hacen de este un sitio digno de visitar y valorar, dada la transformación de una cañada (que fuera un foco de contaminación) convertida hoy en un boulevard para el disfrute familiar.

De no ser el primero, este es uno de los pocos entornos ecológicos urbanos de la Capital dotado de un componente muy particular en su estructura de 1.5 kilómetros de longitud, que nada tiene que envidiar a los grandes pulmones ambientales del país.

Facilidades
La obra concebida como parte de la renovación del populoso sector Cristo Rey, que beneficiará a más de 350 mil habitantes del entorno, conjuga zonas para que los vecinos socialicen como son módulos o gazebos para cumpleaños y actividades de interés comunitarios.

La iniciativa que implicó una inversión de RD$440 millones cuenta con instalaciones deportivas antes no incluidas en parques tradicionales como son canchas de basquetbol y futbol con sus respectivas gradas; un anfiteatro, gimnasio, áreas de pícnic, ciclovías señalizadas; recreación infantil, acceso y rampas para personas con limitaciones físicas y estación de wifi para que los usuarios se conecten a distancia.

El Cristo Park, incluye además un destacamento policial, un vivero, mobiliarios para que las personas compartan y disfruten de la naturaleza, como además senderos ecológicos para caminar, correr o ejercitarse, aparte de estacionamientos para vehículos.

Arborado
Conjuntamente con esas facilidades que adornan el parque, también se conjuga el paisajismo compuesto por una exuberante vegetación preexistente y una nueva, que incluye decenas de especies endémicas y nativas como como son caoba, mara, cedro, grigrí, palma cana y la real, combinada con guáyiga y gramíneas que vuelven más placentero el paseo.

Una mirada a la redonda pone en contexto el cambio en la zona con un “baño de colores”, dado a las mejoras del lugar, con pinturas multicolor en sus fachadas que incluyó el proyecto, dejando atrás la arrabalización que caracterizó el lugar.

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción