lunes, 4 marzo, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Internacionales

Estados Unidos y Reino Unido acuerdan mantener a Rusia fuera del mercado de energía nuclear civil

Jaime Rincon

Estados Unidos y el Reino Unidos anunciaron una asociación económica que buscará mantener a Rusia fuera del mercado mundial de energía nuclear civil, informó el jueves la oficina del primer ministro del Reino Unido, Rishi Sunak.

La oficina del gobierno del Reino Unido, publicó la “Declaración del Atlántico“, que establece el plan bilateral para la cooperación económica entre ambos países.

“La ‘Declaración del Atlántico’ anuncia una nueva era para la próspera relación económica entre el Reino Unido y Estados Unidos, y se basa en décadas de cooperación muy estrecha en defensa y seguridad. Aplica el mismo principio (que el Reino Unido y Estados Unidos trabajarán juntos frente a nuevos desafíos) a nuestra asociación económica, como lo hemos hecho durante mucho tiempo a nuestra alianza de defensa”, dice el comunicado.

“Para apoyar la industria crítica de energía limpia, nuestras ambiciones netas cero y mantener a Rusia fuera del mercado global de energía nuclear civil, el Reino Unido y Estados Unidos lanzarán una nueva asociación nuclear civil”, agrega la declaración.

Según la agencia estatal rusa TASS, el primer ministro del Reino Unido dijo en comentarios sobre la declaración que Rusia y China representan riesgos para Occidente.

Países como China y Rusia están dispuestos a manipular y explotar nuestra apertura; robar nuestra propiedad intelectual, usar la tecnología para fines autoritarios o retirar recursos cruciales, como la energía”, dijo Sunak en una conferencia de prensa, luego de conversaciones con el presidente Biden.

Central nuclear de Zaporozhye sigue bombeando agua a la presa Kakhovka

La “Declaración del Atlántico” entre Estados Unidos y Reino Unido se da cuando Rusia reporta que la planta de energía nuclear de Zaporozhye sigue bombeando agua de enfriamiento desde el embalse de Kakhovka, la presa que el ejército ruso habría atacado deliberadamente, según Ucrania.

“La planta de energía nuclear Zaporizhzhya continúa bombeando agua de enfriamiento desde el embalse de Kakhovka a pesar de que el nivel del agua ha alcanzado el punto en el que se estimó previamente que las bombas ya no podrían funcionar”, dijo el director de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi en un comunicado.

Según los expertos del OIEA en la central nuclear, el nivel del agua del embalse está descendiendo en un rango de entre 4 y 7 cm por hora. Alcanzó unos 12.7 metros a las 18:00 hora local.

Anteriormente, se estimó que a este nivel las bombas de la instalación nuclear ya no podrían funcionar. Según nuevas estimaciones, las bombas aún pueden funcionar incluso si el nivel desciende alrededor de once metros o incluso menos.

“Sin embargo, la situación general de seguridad y protección nuclear sigue siendo muy precaria y potencialmente peligrosa”, agregó Grossi.

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción