martes, 27 febrero, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Internacionales

Muere “Unabomber” en prisión; el atacante más prolífico de Estados Unidos

Jaime Rincon

El terrorista Theodore Kaczynski, conocido como «Unabomber», fue hallado muerto este sábado en su celda en una cárcel federal de Carolina del Norte, confirmó un portavoz del Buró Federal de Prisiones.

Esa fuente no aclaró la causa de la muerte de Kaczynski, de 81 años, que cumplía cadena perpetua por haber matado a tres personas y herido a otras 23 con una serie de cartas bombas enviadas a universidades, aerolíneas y otras empresas entre 1978 y 1995.

Precisamente, el sobrenombre de «Unabomber» viene del apodo de «University and Airline Bomber» (bombardero de Universidades y Aerolíneas) que el FBI usaba para referirse a él.

Kaczynski murió en el centro médico de la prisión federal de Butner, en Carolina del Norte, a donde había sido trasladado en 2021 debido al mal estado de su salud.

Hasta su traslado a esa cárcel, el terrorista había cumplido condena en la prisión de máxima seguridad de Florence, en Colorado, conocida por ser una con las condiciones más duras de Estados Unidos.

Su historia capturó la imaginación del público estadounidense en los años 90.

Kaczynski era un genio de las matemáticas e ingresó en la Universidad de Harvard con solo 16 años y, con 25, era ya un profesor asistente en la prestigiosa universidad de Berkeley.

Sin embargo, Kaczynski dejó la vida académica y, a principios de los años setenta, se alejó de la civilización para vivir en una cabaña en una zona rural de Montana, donde no tenía agua corriente, se iluminaba con velas que hacía él mismo y vivía a base de cazar conejos.

Desde esa cabaña, Kaczynski empezó a enviar explosivos como rechazo al papel de la tecnología en la civilización.

Él mismo hizo público su alegato contra la tecnología en un manifiesto de 35.000 palabras que publicaron en 1995 The Washington Post y The New York Times por petición del Gobierno, ya que Kaczynski prometió «desistir del terrorismo» si se difundían sus palabras.

Muchas de sus víctimas perdieron los dedos de las manos al abrir las cartas con explosivos. El hecho de que la violencia fuera tan aleatoria provocó un gran nerviosismo en la sociedad estadounidense del momento.

Kaczynski acabó siendo arrestado en 1996, se declaró culpable dos años más tarde y fue condenado a cadena perpetua sin la posibilidad de salir en libertad condicional.

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción