sábado, 28 noviembre, 2020
info@jaimerincon.com
Covid-19InternacionalesSaludSin categoría

Según investigadores de Harvard, el distanciamiento podría prolongarse hasta el 2022

Con la capacidad actual de las unidades de cuidados intensivos (UCI) y sin vacunas disponibles ni tratamientos específicos, es posible que se tengan que mantener medidas de distanciamiento social intermitentes hasta 2022, según un estudio publicado en la revista ‘Science’ por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard.

«Es posible que se requiera un distanciamiento intermitente hasta 2022, a menos que la capacidad de las unidades de cuidados intensivos se incremente sustancialmente o que esté disponible un tratamiento o vacuna», afirma en su informe el equipo de científicos de la Escuela T.H. Chan.

El equipo ha basado sus conclusiones en la información disponible sobre el COVID-19 y otros coronavirus para crear varios escenarios posibles de la pandemia global y establecer un patrón de transmisión de la nueva enfermedad, que ha infectado a más de dos millones de personas en todo el mundo.

Esta conclusión echa por tierra las estimaciones de la Casa Blanca de «abrir cuanto antes» de nuevo EEUU —el país más afectado con 609.500 casos y 26.000 muertos— y advierte de que el virus volvería a aparecer con bastante rapidez si se levantan las restricciones completamente.

¿Cuánto durará el confinamiento? ¿Cuándo acabaremos con el virus? A medida que las cuarentenas se alargan, los gobiernos de todas partes del mundo intentan resolver el rompecabezas de cuándo empezar a eliminar las restricciones de movilidad y cuáles serán las medidas necesarias para mantener controlada la propagación del coronavirus en el futuro.

El resultado principal a la que llega este grupo de científicos es que la incidencia de la enfermedad COVID-19 durante los próximos cinco años dependerá de si entra o no en circulación regular (es decir, si se convierte en estacional) después de esta ola pandémica inicial, lo que a su vez depende principalmente de la duración de la inmunidad que provoque la infección por SARS-CoV-2 y de las unidades de cuidados intensivos disponibles en cada sistema sanitario.

De hecho, los científicos advierten de que con la anulación simultánea de todas las restricciones de distanciamiento social se podría correr el riesgo de retrasar el pico de la epidemia y potencialmente hacerla más grave.

«Si el enfoque elegido es el distanciamiento intermitente [levantar restricciones y luego volver a aplicarlas cuando se llegue a un número determinado de casos o presión sobre las UCI], puede ser necesario hacerlo durante varios años», ha insistido el doctor Marc Lipsitch, autor del estudio y profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Harvard, en declaraciones recogidas por la prensa estadounidense.

La experiencia de países como China, Italia y los Estados Unidos demuestra que el Covid-19 puede saturar incluso los sistemas médicos de las naciones con más recursos; pero sin tratamientos farmacéuticos disponibles, las medidas de contención se centran en el rastreo de contactos con infectados, las cuarentenas y el distanciamiento social. «La intensidad requerida, la duración y la urgencia de estas respuestas dependerán tanto de cómo se desarrolle la onda pandémica inicial como de la dinámica de transmisión posterior», indican.

Facebook Comentarios