domingo, 25 febrero, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Actualidad

El rey del «hot dog» se corona de nuevo en el concurso de tragones de Nueva York

Jaime Rincon

El apodado rey del «hot dog», Joey Chestnut, se coronó de nuevo este martes en el famoso concurso de tragar comida que organiza la empresa de perritos calientes Nathan’s cada 4 de julio en Nueva York, aunque casi se lo impide una tormenta eléctrica.

La organización del evento dijo que había sido cancelado por el mal tiempo cerca del mediodía, algo que no sentó bien a los miles de aficionados congregados en la zona de playa de Coney Island y mucho menos a Chestnut, que a punto estuvo de irse a casa sin comer, según medios locales.

No obstante, la competición se reanudó un par de horas más tarde, y diez minutos bastaron para que Chestnut engullera 62 perritos calientes con sus panecillos y obtuviera el «cinturón de mostaza» que lo reconocía como ganador, un hito que ha conseguido 16 veces.

Chestnut, de 39 años y oriundo de Kentucky, es famoso por las hazañas que repite cada 4 de julio -festivo del Día de la Independencia- en Nueva York, pero también es una eminencia en el particular «deporte» estadounidense de la «glotonería competitiva», que abarca todo tipo de comidas.

Su popularidad ha crecido casi en paralelo a su participación en el concurso de Nathan’s, que lo encumbró como el máximo devorador de perritos calientes en 2021, cuando engulló 76 de ellos en 10 minutos y marcó un récord mundial.

Y en la página web de la Major League of Eating de Estados Unidos, que se podría traducir como la liga profesional de los glotones, Chestnut figura como el número uno, con récords mundiales en 55 «disciplinas» y cifras que se remontan a 2006.

Descrito como «el mayor comilón de todos los tiempos», y un «verdadero héroe americano y tesoro nacional», el hombre ha sido capaz de tragar 141 huevos duros en 8 minutos (2013) o 102 tamales en 12 minutos (2012), entre otros platos.

Los riesgos para la salud de estas actividades parecen compensar a Chestnut, que dejó su trabajo en el sector de la construcción en 2010 para dedicarse por completo a su pasión y gana unos 500.000 dólares al año entre los premios y los contratos publicitarios, según señala USA Today.

El festín de perritos calientes Nathan’s es la cita más destacada del calendario de la Liga y se ha convertido en una de las tradiciones más queridas del 4 de julio para los estadounidenses, tanto que es retransmitida por televisión, en el canal deportivo ESPN.

Aunque suele transcurrir en ambiente festivo y tranquilo, la empresa había incrementado la seguridad después de que el año pasado un defensor de los derechos de los animales se acercara a Chestnut en plena faena, aunque este lo repelió sin apenas inmutarse.

El presidente de la Liga, Rich Sea, dijo este martes en ESPN que aquel momento, en el que Chestnut le hizo una llave al intruso para apartarlo antes de seguir comiendo, «le costó cinco perritos».

En la categoría femenina, que se celebró antes de la interrupción por el mal tiempo, obtuvo su novena victoria Miki Sudo, que engulló 39 perritos y medio en 10 minutos, aunque esa proeza quedó lejos de su récord: 48 perritos y medio (2020).

Sudo, de 38 años y de Florida, revalidó un título de campeona que nadie le ha arrebatado desde que empezó a competir en 2014, exceptuando 2021, cuando estaba embarazada.

Hoy la acompañaban su hijo pequeño y su marido, Nick Wehry, quien como ella se dedica a este «deporte» y que se enfrentó sin éxito, como todos, al rey de los perritos calientes, también conocido como «mandíbulas» por sus habilidades para engullir.

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción