jueves, 22 febrero, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Nacionales

MP relata cómo fue torturado David de los Santos en cuartel

Jaime Rincon

El Ministerio Público (MP) leyó este miércoles la acusación en el juicio de fondo contra los miembros de la Policía Nacional de turno en el destacamento de Naco, en el Distrito Nacional, que introdujeron en una celda con las manos esposadas en la espalda al joven David de los Santos, a quien otros detenidos le propinaron una “enorme paliza” que le causó la muerte días después, el 1 de mayo del 2022, en un hospital.

De los Santos había sido detenido horas antes en la plaza Ágora Mall luego de un incidente que tuvo con una señora en una tienda de perfumes.

El capitán Domingo Alberto Rodríguez, el segundo teniente Germán García, el raso San Manuel González García y/o raso Sari Manuel González y el cabo Alfonso Decena Hernández están acusados de homicidio voluntario, tortura y barbarie, estas últimas castigadas con una pena de 30 años de prisión, según el artículo 303-4 del Código Penal.

Ante las juezas del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, el órgano acusador dijo que Rodríguez, Germán García, González García y Decena Hernández “siempre tuvieron el control y el conocimiento de la situación, pero sobre todo que participaron de manera pasiva para aportar las condiciones activas que derivaron en la muerte de la víctima”, que estaba en condiciones vulnerables.

Por el caso también se involucra a los civiles Santiago Mateo Victoriano, Michael Pérez Ramos y Jean Carlos Martínez Peña, quienes estaban en la celda del cuartel y los que están acusados de golpear salvajemente a De los Santos y se les imputa el mismo crimen de tortura y barbarie.

Asimismo, los agentes de seguridad de Ágora Mall, Ambriori Montero, Álvaro David Beltrán, Yubaris Méndez Ferreras y Juan Reyes de la Cruz, cuya conducta, de “detención y encierros ilegales” está tipificada en el artículo 341, que establece una pena de reclusión menor (de dos a cinco años de prisión).

El incidente en la tienda, según el MP

De acuerdo con el relato de la acusación del Ministerio Público, David de los Santos Correa llegó a la plaza, ubicada en la avenida Abraham Lincoln, esquina Joh F. Kennedy, a las 6:30 de la tarde del 27 de abril de 2022 y se dirigió a la tienda de perfume Senses Sunglasses.

En este establecimiento señaló a la señora Yesenia Altagracia Mejía Santos, con una actitud “extraña e intimidante”.

En ese momento intercedió Pamela Leticia Vásquez Cruce, la compañera de Yesenia Atagracia, y le preguntó al joven que si podía atenderlo, respondiendo el hoy occiso: ¿Usted cree en Dios?, Pamela reaccionó: “¿Disculpe?” .

David de los Santos se aparta un poco del lugar, por lo que Yesenia Altagracia lo abordó y le dijo: “Yo le puedo ayudar desde aquí”. El joven se acerca a ella y le pregunta: ¿qué le pedirías a Dios? La mujer le responde: pediría por mi familia y mis hijos, pero la víctima, David de los Santos Correa insistentemente y con voz altisonante le pregunta ¿está segura?, manifestando la misma, pediría por mi vida, y David de los Santos externó: pues pide por tu vida.

Esa actitud del joven provocó una situación de shock en Yesenia Altagracia, lo que hace que Pamela Leticia Vásquez Cruce saliera de la tienda a buscar ayuda. Vio a un policía uniformado que se acercaba con una bolsa de compras y le dijo que si podía ayudarla, pero el agente no tuvo intervención al respecto.

Cuando David de los Santos salió de la tienda, vio al policía y le reclamó: “me llamaste la policía”, la miró y se marchó de la tienda. Cuando Pamela Leticia retornó a la perfumería vio a su compañera tirada en el piso llorando y le dijo que David de los Santos la amenazó diciéndole “tú no sabes quien yo soy, en 15 días vuelvo para que sepas quién yo soy”.

Cuando se informó a la seguridad de Ágora Mall, el acusado Ambiorix Montero Otaño dio instrucción para que localizaran a David de los Santos, lo apresaran y lo trasladaran a la oficina de la plaza. Cuando lo encontraron, éste estaba “de manera natural, pacífica e inalterable” en la tercera planta.

Fue detenido por Álvaro David Beltrán Pérez, Yubaris Méndez Ferreras y Juan Reyes de la Cruz, quienes lo trasladaron a la oficina de seguridad del centro comercial. El joven apresado reclama de forma agresiva el hecho de que lo detuvieran, lo que aprovecharon los miembros de seguridad para colocarle unas esposas, con las manos hacia adelante y llamar a una patrulla.

Veinte minutos después de la llamada aparecen los agentes de la unidad policial. Esos agentes de la patrulla fueron el cabo Alexis Montero y el cabo Luis David Ortiz Tineo, quienes trasladron a la víctima al ensanche Naco.

Las dos mujeres fueron incluidas en el expediente como terceras civilmente demandadas, junto a la perfumería y el centro comercial. La familia de la víctima demanda 150 millones de pesos de reparación en daños y perjuicios.

Los oficiales y alistados que recibieron al detenido en el cuartel

Al llegar al cuartel, que está ubicado en  la avenida Ortega y Gasset, en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, el hoy occiso fue recibido por los acusados, capitán Domingo Alberto Rodríguez Rodríguez y por el raso San Manuel González García y/o raso Sari Manuel González, oficial del día y sargento de guardia, respectivamente.

Esos dos miembros de la Policía “de manera criminal y en violación a sus derechos fundamentales procedieron a colocarles  unas esposas por la espalda e introducirlo a la celda esposado” junto a los tres acusados que se encontraban en ese lugar encerrados, Santiago Mateo Victoriano, Michael Pérez Ramos y Jean Carlos Martínez Peña y un  nacional haitiano que no fue acusado.

El hoy occiso, esposado en estado de vulnerabilidad, ya en la celda vociferó algunas palabras con voz altisonante, realizando una enorme bulla, lo que molestó a los tres hombres que se convirtieron en sus compañeros de lugar y quienes lo golpearon en la cabeza y demás partes del cuerpo y obligó a los policías acudir y rociar gas pimienta.

Lo que evidencia” que los miembros de la Policía, capitán Domingo Alberto Rodríguez, el segundo teniente Germán García de la Cruz y los rasos San Manuel González García o Sary y el cabo Alfonso de Sena “siempre tuvieron el control y el conocimiento de la situación, pero sobre todo que participaron de manera pasiva para aportar las condiciones activas que derivaron en la muerte de la víctima David de los Santos Correa”, detalló el órgano persecutor.

Luego de rociar el gas pimienta, “los acusados Santiago Mateo Victoriano, Michael Pérez Ramos y Yancarlos Martínez Peña se molestaron aún más propinándole una  enorme paliza asestándole golpes y patadas por todo el cuerpo sin la más mínima  posibilidad de que esta víctima pudiera defenderse, ya que se encontraba esposado con las manos hacia atrás. Luego de cansarse de golpearlo con los puños, tomaron unos tenis y continuaron golpeándole toda la noche hasta dejarlo (a David de los Santos) tendido en el piso inconsciente” y cuatro días después falleció por “trauma contuso craneoencefálico severo”.

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción