lunes, 4 marzo, 2024
jaimerinconrd@gmail.com
Internacionales

Secretario Justicia de EEUU defiende asesor que acusó a Trump

Jaime Rincon

El secretario de Justicia de Estados Unidos, Merrick Garland, defendió el miércoles a Jack Smith, el fiscal de carrera que nombró como asesor especial independiente para manejar las investigaciones penales del expresidente Donald Trump.

Trump ha atacado a Smith repetidamente en sus publicaciones en las redes sociales. Ha llamado al fiscal «matón» y «lunático», incluso el martes, cuando Trump se declaró inocente en el juzgado de Estados Unidos en Miami de una acusación de 37 cargos presentada por Smith.

El documento acusaba a Trump de retener «deliberadamente» 31 documentos de seguridad nacional altamente clasificados y de conspirar para ocultarlos cuando las autoridades federales exigieron que los entregara.

«Como dije cuando nombré al Sr. Smith, lo hice porque subraya el compromiso del Departamento de Justicia tanto con la independencia como con la rendición de cuentas», dijo Garland a los periodistas.

«El Sr. Smith es un fiscal de carrera veterano», dijo Garland. «Ha reunido a un grupo de fiscales y agentes experimentados y talentosos que comparten su compromiso con la integridad y el estado de derecho. Cualquier pregunta sobre este asunto tendrá que ser respondida por sus presentaciones en la corte».

Smith se sentó detrás de sus compañeros fiscales en la sala del tribunal el martes y a pocos metros de Trump en la mesa del acusado, pero no interactuaron de ninguna manera.

Un abogado de Trump se refirió a su cliente como «presidente Trump», mientras que el juez que llevó a cabo la lectura de cargos de Trump se refirió a él como «el expresidente» y un fiscal lo llamó «el acusado».

La defensa de Smith por parte de Garland fue la primera vez que hizo un comentario público desde que un gran jurado federal acusó a Trump la semana pasada. Fue la primera vez que un expresidente estadounidense o en funciones se enfrenta a una acusación federal.

No se ha fijado una fecha para un juicio, que podría tener lugar en la primera mitad de 2024, mientras Trump intenta ganar la nominación presidencial republicana, o incluso después de las elecciones nacionales de noviembre de 2024.

Trump también ha sido acusado por un fiscal estatal en Nueva York, donde está acusado de falsificar registros en su conglomerado de bienes raíces para ocultar un pago de dinero secreto a una estrella porno que afirmó haber tenido una cita de una noche con Trump en 2006. El pago se realizó justo antes de la exitosa campaña presidencial de Trump en 2016.

Smith también está investigando el papel de Trump en tratar de revertir su derrota electoral de 2020 ante el presidente Joe Biden y el posterior motín de los partidarios de Trump en el Capitolio de EEUU el 6 de enero de 2021. Un fiscal en el estado sureño de Georgia también está investigando los esfuerzos de Trump para anular su derrota allí ante Biden.

Trump ha negado todos los cargos, llamándolos una «cacería de brujas» destinada a evitar que vuelva a ganar la presidencia. Lidera por lejos las encuestas nacionales entre los republicanos para la nominación presidencial del partido en 2024.

Cuando Trump reveló por primera vez que había sido acusado, algunos legisladores republicanos y varios de los oponentes presidenciales republicanos de Trump acusaron al Departamento de Justicia de Garland de «convertir en un arma» el sistema judicial del país para atacar a Trump mientras ignoraba los presuntos delitos cometidos por políticos demócratas. Algunos de los ataques han continuado desde entonces.

Pero una vez que se publicó la acusación de 49 páginas el viernes y los críticos tuvieron la oportunidad de leerla, numerosos republicanos adoptaron una posición más matizada sobre los cargos contra Trump, y algunos todavía atacan a la fiscalía pero se niegan a defender a Trump contra las acusaciones específicas.

Mike Pence, el exvicepresidente de Trump que ahora compite contra él por la nominación republicana, dijo al consejo editorial de The Wall Street Journal: «Estas son acusaciones muy serias. Y no puedo defender lo que se alega. Pero el presidente tiene derecho a su día en la corte, tiene derecho a presentar una defensa, y quiero reservar el juicio hasta que tenga la oportunidad de responder».

Facebook Comentarios
Redacción
El AutorRedacción